Connect with us

Salud

Período menstrual: ¿Cómo afecta el rendimiento físico de las deportistas?

Las atletas también sufren los mismos cambios físicos y emocionales que cualquier otra mujer durante la menstruación, pero ¿Cómo concilian sus ciclos con sus entrenamientos?

En 2015 la tenista Heather Watson, ganadora del Grand Slam Júnior en el US Open de 2009, perdió en la primera ronda del Abierto de Australia. Posteriormente Watson comentó que ese día sufría con náuseas y mareos a causa de su período menstrual.

«Creo que fue una de esas cosas que tengo, una cosa de chicas», explicó. Desde entonces, ha sido una de las pocas deportistas de élite que se permite hablar abiertamente de la menstruación, pues considera que debería dejar de ser un tema tabú en el mundo del deporte.

«Todas experimentamos cosas distintas en nuestro período. Yo me siento hinchada, letárgica y no tengo nada de energía. También me mareo mucho en ese día. Competir al más alto nivel mientras lo tienes es duro, así que intento estar lo mejor preparada que pueda», dijo Watson en una entrevista en 2018.

¿La menstruación influye en el rendimiento deportivo?

Laura Marcela Forero, médica y especialista en medicina del deporte, en general, a nivel clínico no hay muchos estudios controlados cuya muestra sean solo mujeres, como sí sucede con los hombres, por lo que la literatura sobre la ‘regla’ y su relación con el rendimiento deportivo es escasa.

Advertisement

«Solo el 30 % de los estudios a nivel de medicina general se han hecho en mujeres. En el caso del deporte, solo el 3 % de las investigaciones se han basado en el género femenino», afirmó la profesional miembro de la Asociación Colombiana de Mujer y Deporte (Asomujer y Deporte).

Aunque hace falta conocimiento e investigación, es un hecho que las atletas sufren los mismos cambios físicos y emocionales que cualquier otra mujer durante su período. Por ende, también experimentan estados de ánimo variables, irritabilidadcólicosdolores de cabeza, entre otros síntomas.

Hay días en los que las deportistas no se sentirán al 100 % para entrenar o competir debido a la presencia de su ciclo y su desempeño se verá afectado, como le pasó a Heather Watson. De allí la importancia de que cada mujer conozca su organismo y tenga una preparación física acorde a su ciclo.

La menstruación sí afecta el rendimiento y desempeño físico de la mujer ya que la carga y descarga hormonal favorece y desfavorece, según la etapa del ciclo menstrual y el organismo de la mujer”, explicó Ronald Guauta, profesional en ciencias del deporte de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (Udca).

Advertisement

Los expertos concuerdan en que cada mujer es un ‘universo’ diferente y es fundamental que tanto la deportista como su equipo de entrenamiento conozcan su ciclo menstrual para individualizar los ejercicios y disminuir cuánto afecta la menstruación en la calidad deportiva.

“Como el rendimiento no será el mismo, entonces deben aprovecharse los picos hormonales para entrenar fuerte y tener cargas e intensidades más altas. Luego, en las fases negativas del ciclo menstrual, bajar intensidades y enfocar el entrenamiento en trabajos de recuperación”, destacó Guauta.

En ese sentido, Forero destacó que durante el ciclo menstrual, la fase que más impacta favorablemente en las adaptaciones al entrenamiento de una atleta de alto rendimiento es la folicular, debido a que hay aumento de los estrógenos. “Incrementa la fuerza, la resistencia e, incluso, afecta cómo nos vemos, pues nos percibimos más bonitas y, obviamente, esto hace que el estado de ánimo esté muchísimo mejor”, describió.

Después de la ovulación, según la médica, se dan cambios hormonales que sí puedan afectar negativamente el rendimiento deportivo, principalmente, porque “los niveles de estrógeno empiezan a bajar un poco, la progesterona empieza a subir y el estado de ánimo tiende a variar porque los niveles de serotonina a nivel de cerebro bajan”, remarcó.

Advertisement

En dicha etapa, para que la deportista no deje de prepararse para las competencias, lo que hacen los entrenadores es controlar el estado de ánimo de la mujer aumentando el consumo de aminoácidos ramificados y de alimentos ricos en triptófano. Se busca “aumentar esos niveles de serotonina y lograr que las deportistas no se sientan con un estado de ánimo bajo, pero, además, les hacemos terapia conductual con psicología del deporte”, agregó Forero.

La doctora destacó que, entre tres a cinco días antes de que llegue el período, en la fase premenstrual, el rendimiento deportivo de una mujer baja entre un 1% a 3%. Durante ese tiempo, son más propensas a tropezar, desorientarse y desconcentrarse.

“Se ha encontrado que en partidos de baloncesto y de fútbol hay más pases equivocados, mientras que en el gimnasio la mujer tiende a perder más el equilibrio. Todo esto debido a la disminución de los estrógenos y progestágenos antes de que llegue la menstruación”, argumentó la médica.

¿El deporte afecta al ciclo menstrual?

Sea cual sea la disciplina, la exigencia de ser una deportista de alto rendimiento cambia de una forma u otra el metabolismo y el ciclo menstrual de una mujer. Pueden presentarse algunos problemas de salud si no se individualiza el entrenamiento, según el organismo de la atleta.

Advertisement

“Suelen aparecer inconvenientes como la amenorrea, pérdidas de ciclo; anemia, por pérdida excesiva de sangre; y hasta problemas óseos, por los bajos niveles de grasa en el cuerpo. Por ejemplo, en deportes de contacto, como el boxeo, es en los que más se ven estos problemas en las mujeres. Lo mismo sucede en la halterofilia o fisicoculturismo”, advirtió el entrenador Guauta.

Otro ejemplo, según Forero, es que cuando un entrenador no trabaja con base al ciclo menstrual de su deportista, puede inducir a su atleta a una lesión, sobre todo, si le programa actividades de aceleración y desaceleración o de pliometría o salto durante la fase premenstrual o en la ovulación.

En conclusión, aunque los síntomas de la menstruación afectan el rendimiento de una deportista, si está rodeada por un equipo interdisciplinario que está pendiente de su bienestar, su ciclo menstrual se convierte en un ‘aliado’ al momento de entrenar y dar lo mejor de sí.

 

Advertisement